Cómo conseguir un equipo motivado.

Probablemente haya visto la película Invictus, dirigida por Clint Eastwood, más de 5 veces. Me resulta muy inspiradora. La definición de una meta común, la motivación comprometida, el dar y mantener objetivos y metas complicadas, involucrar a tu equipo…. Creo que en esta película se define la culminación de lo que podría ser conseguir y mantener a tu equipo motivado. No es fácil conseguir un equipo motivado.

En la actualidad está muy de moda el término “MOTIVACIÓN”, a toda costa intentamos estar motivados, por la razón que sea. Si nos paramos a pensar la importancia de esta palabra, es fácil entender la razón de su fama. La evolución de la motivación en el trabajo es absoluta desde el paleolítico, donde la motivación que tenían los hombres al levantarse era poder comer y evitar a toda costa ser comidos, hasta nuestros días.

Actualmente nos movemos por otro tipo de intereses. No encontraremos ningún oso hambriento que nos vea como su almuerzo, pero si podemos ser devorados por la desidia, el desinterés y el aburrimiento. Estos tres adversarios pueden suponer nuestra aniquilación profesional.

El equipo motivado en el trabajo

Mi admirada Pilar Jericó afirma que la motivación para desarrollar cualquier tarea está íntimamente relacionada con elementos como la pasión, el reconocimiento y el disfrute.Cuando consigues tener a tu equipo motivado, conseguirás que cada miembro:

  • Tenga más enfoque a los objetivos y metas del equipo.
  • Aumente su nivel de compromiso y lealtad con la compañía.
  • Incremente su productividad.
  • Se convierta en un contagiador de optimismo.

La solución más recurrente para mantener a tu equipo motivado son los incentivos económicos. Solemos acudir a ellos ya que suelen tener un efecto más rápido y efectivo a corto plazo. Después de haber alcanzado un hito, un éxito, un objetivo, a todos nos gusta que nos reconozcan el trabajo bien hecho con una compensación económica extra.

Pero esta motivación exprés, tiene fecha de caducidad, no es sostenible. No podemos pretender tener a un equipo motivado solamente con dinero. Desde mi punto de vista, si quieres tener a tu equipo motivado, deberíamos actuar conforme la siguiente superfrase:Equipo motivado

Conoce a tu equipo y descubre qué es lo que le motiva. Promueve la participación y autonomía y ofrece oportunidades, todos somos importantes. Prepara un espacio digno de trabajo, facilita la vida. Agradece, reconoce y celebra.

Vayamos por partes a analizar la superfrase:

1) Conoce a tu equipo y descubre qué es lo que le motiva.

El reconocimiento mediante una remuneración económica, es rápido y exitoso. Sin embargo, no es la única forma que tenemos de llegar a nuestros empleados y colaboradores para conseguir un equipo motivado. Para cubrir este punto hemos de conocer un poco más a la persona que trabaja para nosotros. Así podremos saber qué le motiva, qué le apasiona y sabremos mejor cómo reconocer su esfuerzo.

2) Promueve la participación y autonomía.

Involucrar al personal en la formulación de tu propuesta de valor al cliente, en la toma de decisiones. Comunicar las metas y objetivos acelera el proceso para conseguir un equipo motivado, nos mejora los resultados. A través de su participación, los trabajadores saben en qué dirección va el barco, hacia donde nos dirigimos, por qué se toman estas medidas. Hace más probable el éxito de la implantación de la estrategia en la compañía.

Cuando permitimos que nuestro equipo trabaje como mejor sabe, su felicidad en el trabajo aumentará. De esta manera nos mostrará su mejor cara, la justificación de porqué está aquí.

3) Ofrece oportunidades.

Una gran motivación para muchos trabajadores puede ser la posibilidad de promocionar dentro de la empresa. Determina cuáles son las posibilidades que tu empresa puede ofrecer en este sentido y dispón de proceso de promoción interna.  Luego determina las competencias, cualidades, metas y objetivos para ese puesto de responsabilidad.

Integra este proceso con tu plan de formación. Apoya a tu equipo si decide ampliar conocimientos, con becas para hacer cursos, flexibilidad horaria, etc…

4) Todos somos importantes.

Esta reflexión me la hizo una psicóloga que trabajo motivando equipos, me dijo que el éxito de una operación de neurocirugía dependía de la experiencia del doctor. Por supuesto. Añadió que también dependía del trabajador que había desinfectado el quirófano, del que había quitado la basura y del celador que había traído al enfermo.

Si el cirujano hubiera tenido que realizar todos esos trabajos antes de llevar a cabo la intervención, llegaría a la misma exhausto, y podría verse comprometido el éxito de la misma.

De la misma forma que entendemos este símil, igual sucede en nuestra empresa. La toma de decisiones se llevará a cabo por un equipo de dirección, pero el desarrollo de esas ideas lo llevará a cabo las personas que trabajan contigo, tu equipo motivado, donde cada uno tiene una misión importante.

No olvides que puedes ser el neurocirujano jefe, pero necesitas del trabajo del limpiador para desempeñar el tuyo correctamente.

5) Prepara un espacio digno de trabajo.

Cuando las personas sentimos que hay un lugar, un espacio físico, unos recursos, nos sentimos especiales, sentimos que pertenecemos a un conjunto. A las personas nos gusta sentirnos especiales. Haz de su espacio de trabajo un lugar cómodo y apetecible para tu equipo.

6) Facilita la vida.

Elimina burocracia, impulsa estructuras más horizontales y planas, flexibiliza en la medida de lo posible la hora de llegada y de salida, permite realizar determinados trabajos en lugares externos a la oficina, adecuar los días de vacaciones a sus necesidades, etc…

7) Agradece y reconoce.

Cuesta poco agradecer y en la mayoría de los casos supone mucho. Hacer una felicitación por un logro conseguido, mencionar alguna meta lograda, invertir 5 minutos en valorar un buen trabajo, supone poco esfuerzo y las consecuencias son increíbles. Una persona que ve como se reconoce su trabajo, va a encontrar un foco de motivación para seguir haciéndolo bien.

8) Celebra cada éxito.

No dejes ni un solo éxito sin celebrar, así la gente se sentirá apreciada. Y si puede ser en equipo, mejor. Se liman asperezas y se crean vínculos más estrechos.

Espero que estas ideas sobre cómo tener a tu equipo motivado te sirvan para ponerlas en marcha con tu equipo. Los resultados están a la vuelta de la esquina.

Excelente post, enhorabuena!

29/05/2017

Muchas gracias Álvaro por tu comentario. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *