Cómo saber dónde ha ido a parar el beneficio de la empresa

¿Dónde está mi caja? Es muy común que tras cerrar un ejercicio económico, el empresario, para saber dónde está el beneficio de la empresa, se vaya a la línea del beneficio neto. Es decir, que quiera saber que tras la película del último año,  cuánta caja ha ganado la empresa.

Como está buscando dinero, el primer sitio donde va a mirar es a la caja, a la tesorería. Y claro, no las piezas no encajan. ¿Cómo es posible que, si mi beneficio es de 30.000 euros, en el banco casi esté en números rojos?

Hay que decir que es un error es muy habitual el querer buscar nuestro beneficio en la caja. No es solo que allí no está, sino que si allí estuviese, tendría que despedir a mi Director Financiero. ¿Porque? Veamos:

Para saber dónde está el dinero que la empresa ha ganado en un período, debemos respondernos dos preguntas:

1- Ver el dinero que ha entrado en la empresa, es decir, ¿cómo me he financiado?

2- Ver el dinero que ha salido de la empresa, es decir, ¿dónde he aplicado el dinero?

Veamos qué ajustes debemos hacer para contestar correctamente.

Primera pregunta: ¿Cómo me he financiado?

La empresa se financia a través de varios canales, normalmente cuatro: la caja que le genera la explotación del negocio ( Cash Flow Operativo),  las aportaciones de los accionistas ( Aportaciones de Capital), la financiación externa ( Deuda Financiera) y por último los proveedores, que son otra fuente de financiación, ya que generalmente solemos pagarles a plazo. Veamos con detalle

Cash Flow Operativo

Sabemos que el Beneficio neto es la diferencia de entre todos los  ingresos y todos los gastos que la empresa ha tenido en un ejercicio determinado.  Su imputación obedece a la aplicación de unos principios contables aplicados generalmente con buen criterio por el responsable financiero de la empresa. Por otro lado, pagos y cobros son salidas y entradas de dinero en efectivo en la caja de la empresa, y aquí no hay criterios que aplicar. El dinero está o no está.

Primera aproximación: el cash flow operativo o flujo de caja, nos dice la caja generada por la explotación del negocio en un período determinado.

La relación entre el beneficio y el cash flow es el siguiente: partiendo del beneficio neto de la cuenta de resultados, sumamos y restamos aquellas partidas que no han supuesto cobros ni pagos (generalmente amortizaciones y provisiones):

Cash Flow Operativo= Beneficio Neto + Amortizaciones + Provisiones

Ajustar el beneficio neto con amortizaciones y provisiones para la determinación del flujo de caja o cash flow sólo ha sido el primer paso. Para determinar cómo se ha financiado la empresa, pero debemos seguir haciendo ajustes y saber cuál ha sido el origen de mis fondos, es decir, cómo y por dónde le ha entrado dinero a la empresa:

Aportaciones de Capital

Son las aportaciones de capital efectuadas por los accionistas, ya sea para la inversión inicial, ya sea en momentos posteriores.

Entrada de Deuda Financiera

Sería la financiación recibida por parte de entidades financieras u otros agentes.

Proveedores

Tenemos aquí gastos que no hemos pagado. Como hemos comentado, los proveedores nos suministran productos o nos prestan servicios y normalmente cobran a plazo.

Segunda pregunta: ¿Dónde he aplicado el dinero?

Toda esta financiación obtenida o dinero que ha entrado, tiene que estar en alguna de las siguientes partidas:

Caja y Tesorería

Ya sea en el banco o en la caja de la empresa, debemos de tener una tesorería mínima y justa para nuestro día a día. Es en esta partida el primer sitio donde miramos para buscar nuestro beneficio.

Nuestro saldo de tesorería debe ser el adecuado para atender nuestras obligaciones del día a día, y no tener saldos improductivos. Decíamos antes que si el beneficio estuviese aquí, debíamos despedir al Directos Financiero, ya que estaríamos perdiendo rentabilidad teniendo nuestro dinero en el banco sin utilizar.

Clientes

Al contrario que los proveedores, aquí tenemos las ventas que no hemos cobrado. En función de la actividad de la empresa, tendremos un período de cobro u otro.

Existencias

Materias primas que he comprado, productos terminados o semiterminados que tengo en mi almacén dispuestos para la venta.

Salida de deuda financiera

Devoluciones de la deuda a las entidades o agentes que nos la han prestado.

Dividendos

Es la retribución al accionista por tener su dinero invertido en la empresa.

Inmovilizado

Ya sea la inversión intangible o material, son activos que la empresa pretende disfrutar durante más de un año.

Para saber dónde está mi caja y conocer exactamente cómo nos hemos financiado y dónde hemos aplicado este dinero, tenemos que ver en el balance de situación la variación experimentada por cada una de estas variables. Lo veremos más fácil con un ejemplo en el siguiente enlace:

Ejemplo COAF