Cómo hacer un Cuadro de Mando Económico Financiero II

Arquímedes, el gran matemático, ingeniero y físico dijo: «Dadme una palanca, un punto de apoyo y moveré el mundo». Pues vamos a moverlo. Ya hemos visto qué es un Cuadro de Mando Económico Financiero y después de haber establecido las bases , vamos a entrar en faena.

En el post de hoy vamos a analizar la parte económica de nuestro Cuadro de Mando. Para la elaboración del Cuadro de Mando Económico, necesitaremos información. Esta información viene de la cuenta de resultados y del balance de situación. Por ello es necesario, como dijimos en el primer post, partir con la información definitiva, relevante y fiable de ambos.

Los ratios elegidos para el Cuadro de Mando Económico Financiero, deben ser los críticos. Es decir, los más relevantes a la hora de contribuir a la consecución de los objetivos de la empresa. Por otro lado, y en base a nuestro Plan Económico-Financiero anual, deben tener un objetivo asignado, una métrica  que nos permita calibrar las desviaciones y evolución que el indicador ofrece para adoptar acciones correctoras.

Información para el Cuadro de Mando Económico

Cuando hablamos de la vertiente económica de un Cuadro de Mando, nos referimos a aquellas variables clave y críticas que facilitan la creación de valor a la empresa.  La empresa crea valor fundamentalmente a través del desarrollo de su actividad ordinaria. Por lo tanto esta actividad debe dar respuesta, entre otras, a preguntas como las siguientes:

  • ¿Genera nuestra empresa el valor y la riqueza suficiente?
  • ¿Es capaz de generar los recursos mínimos como para poder retribuir a los inversores?
  • ¿Está nuestra empresa en buenas manos?, es decir, ¿está bien gestionada?

La fuente principal de información utilizada para analizar la creación de valor en la empresa es la Cuenta de Resultados. La Cuenta de Resultados es un informe que recoge de forma resumida los ingresos y gastos de la empresa durante un período determinado.

Indicadores del Cuadro de Mando Económico

Los indicadores mas comunes a la hora de construir el Cuadro de Mando Económico, son los que aparecen en la tabla de más abajo. A la derecha del indicador, se indican los valores de los tres últimos años.

No se incluye en este ejemplo el objetivo asignado a cada indicador. Recordemos que el objetivo del post es cómo construir un Cuadro de Mando, mas que la emisión de un diagnóstico completo ya que nos llevaría mucho mas tiempo y podrá ser objeto de futuras entradas del blog.

Cuadro de Mando Económico 2.014 2.015 2.016
ROI 18,56% 25,88% 27,60%
Crecimiento Ventas 11,11% 1,67%
Margen Bruto 45,00% 45,00% 47,00%
Apalancamiento Operativo 44,32% 45,00% 46,49%
Punto de Equilibrio 262.657 299.944 298.828
Cobertura Ventas 97,28% 99,98% 97,98%

Analicemos los indicadores seleccionados:

Rentabilidad Económica o ROI ( Return On Investments).

La Rentabilidad Económica o ROI, indica la rentabilidad de nuestra inversión. El ROI expresa el rendimiento de nuestro Activo, sin tener en cuenta la política de financiación y el régimen fiscal de aplicación.

La Rentabilidad Económica viene determinada por el producto del Margen x Rotación:

  • Margen = BAII/Ventas
  • Rotación = Ventas/Activo.

Por lo tanto si queremos incrementar el Rendimiento de nuestra Inversión, bien incrementamos el Margen, bien reducimos el Activo o bien ambas cosas.

¿Para qué sirve el ROI?

El ROI es el principal indicador que se valora a la hora de medir el atractivo y el riesgo de cualquier inversión.  En el mundo de la empresa, se observa y analiza para valorar el atractivo de esa empresa en el mercado. El ROI debe ser lo suficientemente alto como para permitir que la empresa pueda remunerar a su estructura de financiación.

Su conexión con la vertiente financiera es el coste de la deuda. Si el coste de la deuda es superior al ROI, implica que cuanta mas financiación, mas dinero perderá el accionista. ( esto se llama efecto apalancamiento).

Otro ejemplo de la importancia del ROI es que es el principal indicador que mira un banco para facilitar financiación a la empresa, ya que genera suficientes recursos como para poder remunerar la estructura financiera que la soporta.

Para saber si estos ratios son buenos o malos, la empresa deberá acudir a comparar estos registros con los de su sector. Es razonable pensar que en empresas sin un especial valor añadido a su producto (comodities), tengan un margen similar ( por la tecnología, la estructura ,  costes de producción, etc…) , por lo que será la rotación lo que determine si el ROI que nos ofrece es bueno o no.

En el caso de empresa cuya estrategia sea la especialización,  posiblemente la relación sea la inversa: mas margen al disponer de unos recursos distintos , pero menos rotación al dirigirse a un segmento mas reducido.

Meto una cuña: Empresas Zombies

Como hemos dicho, el aspecto crítico del ROI es que debe ser superior al coste de la deuda. Es decir, si nuestro rendimiento nos permite remunerar a los que nos prestan dinero y además nos sobra para finalmente retribuir al accionista. Este hecho impacta directamente en la Rentabilidad Financiera, como luego veremos.

El caso inverso es el de las denominadas empresas zombies, que son aquellas que parecen que están siguen vivas, pero no. Únicamente pueden subir la persiana cada día gracias a la deuda que las sostiene, pero no por la actividad que desarrollan o el valor que aportan.

Es curioso ver cómo florecen este tipo de empresas en el actual contexto. Aparecen favorecidas por los bajos tipos de interés. Son empresas que ofrecen muy baja rentabilidad, pero algo superior a los paupérrimos tipos actuales. Esto  no deja de ser un peligro por que favorecen la creación de burbujas y de un tejido empresarial ineficiente a medio plazo, entre otras cosas.

Crecimiento de las ventas

El crecimiento de las Ventas es una señal inequívoca que nuestra propuesta de valor es aceptada por el mercado. Sin duda es un indicador clave para emitir un diagnóstico al realizar el seguimiento en nuestro Cuadro de Mando.

¿Cuanto más ventas mejor?

No, no siempre. Hay empresas que han muerto de éxito por no poder soportar el incremento en la demanda de su producto o servicio.El incremento de las ventas debe ser sostenible.

Recordemos que el aumento de las ventas implicará un aumento de la capacidad de producción, ( activos no corrientes o inmovilizado) y un incremento de existencias y del saldo de clientes (activos corrientes o circulante)  entre otras cosas. Y cuando más activo, ya se sabe. Más deuda a retribuir y devolver, así que cuidado con el incremento desbocado de las ventas.

Margen sobre ventas

El margen sobre las ventas es la parte de la venta que me queda para soportar el resto de estructura operativa, financiera, fiscal y societaria. Recordemos que el Margen Bruto se calcula restando a las ventas el coste de esa venta, es decir, los costes variables. Expresado en porcentaje, sobre las ventas sería:

  • Margen Bruto = (Ventas – Coste de las Ventas) / Ventas

¿Cuanto más margen mejor?

De nuevo tenemos que mirar al mercado para responder esta cuestión. En función de nuestra estrategia, nuestro margen bruto será uno u otro. Aquí lo importante no es tanto el valor, sino su evolución.

Apalancamiento Operativo

En nuestro Cuadro de Mando, el apalancamiento operativo indica la proporción entre gastos fijos y gastos variables. Este indicador nos informa sobre cuantos euros de mis costes totales voy a tener, haga una venta o no.

  • Apalancamiento Operativo= Costes Fijos/Costes Totales

¿Para qué sirve el apalancamiento operativo?

Por supuesto, sólo nos sirve si el efecto es positivo, es decir, que un incremento de mis gastos fijos incrementen la rentabilidad.

El apalancamiento operativo de mi Cuadro de Mando variará en función del sector en el que nos movamos. No será igual el apalancamiento operativo de una empresa de consultoría o de una fábrica de cemento. De nuevo la utilidad de este indicador radica en la oscilación interanual. Esta variación nos ofrece información sobre si se han incrementado nuestros gastos fijos.

El efecto positivo del apalancamiento operativo radica en qué gastos estructurales, tecnología o inversiones deberé acometer para incrementar la rentabilidad. Es un concepto más recurrente en empresas con los costes fijos muy altos ( empresas industriales ). Pero también puede darse en pequeñas empresas de servicios:. Por ejemplo, ¿cuando más podré vender y con ello obtener más beneficio, si incremento mis gastos fijos con mas publicidad?

Por otro lado, desde las inversiones.: Si nos apalancamos e invertimos en tecnología, por ejemplo, es mas posible que ganemos en productividad. Esto, a la larga, implicaría reducir los costes totales y podremos bajar precios para ganar cuota de mercado.

Punto de Equilibrio

El siguiente indicador es el punto de equilibrio, break even o umbral de rentabilidad. Es un indicador imprescindible para cualquier gestor. Indica qué cantidad de bienes y/o servicios tengo que vender para comenzar a ganar dinero.

Una vez conocidos, analizados y exprimidos todos los datos de  mi cuenta de resultados, tenemos que conocer a partir de cuantos euros hemos comenzado a generar beneficios.

  • Punto de Equilibrio= Costes Fijos / % Margen Bruto

El Punto de Equilibrio y la Cobertura de Ventas

Un complemento muy práctico del Punto de Equilibrio es el % de Cobertura de las Ventas. Es decir, sobre un euro vendido, a partir de cuantos céntimos comencé a ganar dinero, es decir, a generar beneficios.

  • Cobertura de las Ventas= Punto de Equilibrio / Ventas

En resumen, estos son los cinco indicadores clave de mi Cuadro de Mando Económico. Como vemos y por encima de los valores que arrojan, hay que tener presente por un lado, su evolución para poder emitir juicio sobre el rumbo de nuestra empresa y si esta genera valor, y por otro en qué medida contribuyen a la consecución de los objetivos estratégicos de la empresa.

Nos vemos en el Cuadro de Mando Financiero, saludos!