La felicidad financiera de tu empresa es algo estupendo. Es el climax para cualquier Director Financiero y algo a lo que cualquier empresario o emprendedor debe aspirar, sí o sí. Esta Felicidad Financiera no consiste en tener futbolines en la oficina, ser colega de los empleados o salir de cañas cada viernes ( recomiendo el artículo sobre empresas felices de @tinofernandez ).

¿Qué es la Felicidad Financiera?

Es de general aceptación que toda empresa necesita de dos requisitos para ser sostenible a lo largo del tiempo. Estos son rentabilidad y solvencia. La rentabilidad viene determinada por el retorno que nuestra empresa nos va a devolver sobre la inversión realizada, a través de la obtención de beneficios. Por otro lado, la solvencia representa la capacidad de la empresa de hacer frente a sus obligaciones, especialmente a corto plazo. Rentabilidad y Solvencia es la Felicidad Financiera.

O lo que es lo mismo: La Felicidad Financiera consiste en proporcionar a la empresa todo aquello que la hace feliz: Salud , Dinero y Amor.

La Salud y la Felicidad Financiera: El Equilibrio Financiero.

La salud de cualquier persona viene determinada por no existencia de enfermedades o lesiones. Este bienestar facilita el buen funcionamiento ordinario del cuerpo. Gozar de una buena salud nos abre el camino de la felicidad. Si nuestra empresa goza de una buena salud financiera, nos lleva a la Felicidad Financiera.

Si tenemos hábitos saludables, conllevará a un equilibrio de nuestros indicadores, (la tensión, la temperatura, el ácido úrico, etc…). Esto en la empresa lo podemos asemejar al equilibrio financiero.

Cuando hablamos de que una empresa está fuerte y saludable, nos referimos a que es una empresa fuertemente capitalizada, con beneficios sólidos, endeudamiento moderado, etc…, en resumen, disponer de una estructura financiera adecuada.

Disponer de una estructura financiera adecuada. minimiza el riesgo, nos otorga credibilidad ante nuestros stakeholders, incluidos los clientes. Disponer de un endeudamiento global por debajo del 60% , un Fondo de Maniobra Positivo y una clara política de Autofinanciación, son algunos indicadores que podemos utilizar para medir la salud financiera de muestra empresa.

Lo contrario sería las empresas zombies. Son aquellas que generan pérdidas año tras otro pero que están aún estando funcionando. Lo hacen gracias a una amplia deuda contraída. Esta Deuda le facilita una liquidez suficiente para tener una mínima actividad. Es decir, que funcionan gracias a que sus acreedores les facilitan dinero.

El Dinero y la Felicidad Financiera: La liquidez

¿Nos hemos quedado alguna vez sin gasolina en el coche en mitad de la carretera?. El coche puede funcionar, ser un vehículo fantástico con unas prestaciones geniales. Sin embargo, sin combustible, sin gasolina, no nos sirve para nada, no funciona.

El traslado de esta reflexión al mundo de la empresa tiene su correspondencia a través de la liquidez. La liquidez de la empresa es lo que permite tener actividad. La falta de liquidez nos lleva a la insolvencia.

Como hemos visto, la insolvencia es uno de los requisitos para que una empresa funcione. O sea, el hecho de que la empresa no pueda asumir sus compromisos es un serio problema.

El dinero en efectivo es la gasolina de la empresa, lo que la hace funcionar cada día.

El Amor y la Felicidad Financiera: Las Ventas

Ay el amor! ¿Qué sería del mundo sin amor? Nada. ¿Qué sería una empresa sin ventas? Dónde iríamos sin clientes, que son los que nos meten dinero en el bolsillo? Pues nada también.

Si una cosa tenemos que tener clara cuando creamos una empresa el que tenemos que enamorar al cliente. El cliente es el que te debe de generar la caja suficiente para pagar las facturas a proveedores, a empleados, a hacienda, al banco, a los accionistas que te han prestado el dinero para arrancar, etc…, y por último a nosotros.

Debemos de tener claro las Ventas que tenemos que conseguir para alcanzar nuestros objetivos financieros

Enamorar a tu cliente significa enamorarlo de verdad, no para un fin de semana. Sabes que no se va a ir a la competencia porque te quiere a tí. El punto de equilibrio, medir el grado de satisfacción de tus clientes, repetición de ventas, clientes recomendados por otros clientes, etc..son algunos indicadores que podemos utilizar.

Y tu empresa… ¿Tiene Salud , Dinero y Amor…o le falta algo?

Saludos!